fall fall

La ciudad



Inicio » La ciudad » Ciudad multicultural

Ciudad multicultural

Como todas las ciudades, Bariloche tiene características culturales propias. Pero en este caso, la mayor particularidad es que no hay una sola identidad, sino muchas.

Por las calles barilochenses se pueden escuchar acentos de todas partes del mundo y ver personas vestidas de las más diversas formas. No es raro que se entrecrucen, por ejemplo, una pareja europea vestida con ropa térmica, un gaucho recién llegado de la estepa patagónica, un oficinista y un mochilero que viaja por el país vendiendo artesanías.

Es que la población y la cultura de Bariloche están formadas por lo que han aportado los diferentes inmigrantes y habitantes de la región a lo largo del tiempo. Antes de la llegada de los españoles la región estaba habitada por mapuches. Después la mezcla con los conquistadores europeos (que, pese a sus esfuerzos, no pudieron exterminar a todos los habitantes originarios) fue dando lugar al mestizaje.

Una vez formada la Argentina como nación independiente fueron llegando a la zona emigrantes de países como Gales, España, Alemania, Inglaterra, Austria, Rusia, Italia, Eslovenia, Dinamarca, entre otros. En olas migratorias posteriores, Bariloche recibió habitantes de otras regiones de Argentina (sobretodo de Buenos Aires), y de Chile. Hubo en los ’70 y ’80 una migración fuerte de personas que buscaban una forma alternativa de vivir, asociada a lo natural y lo comunitario. También llegó gente que tuvo que exiliarse por cuestiones políticas. Actualmente las migraciones traen personas de los más variados lugares del mundo que quieren vivir en este paraíso natural.

La influencia de cada cultura

Entre los atractivos y curiosidades de Bariloche se destacan la arquitectura, en la que predomina la piedra y la madera, un buen ejemplo son el Centro Cívico, la Catedral y los edificios de Parques Nacionales. Desde lo arquitectónico también se ve la influencia que han tenido en la ciudad los inmigrantes chilenos con sus construcciones en madera, y los europeos de países nórdicos: muchas construcciones recuerdan a las de esa región europea. Por eso y por la similitud que hay en paisajes y geografías es que Bariloche fue conocida como “la Suiza argentina” por muchos años.

Esta mezcla de culturas y tradiciones ha marcado también lo culinario, por eso en Bariloche se pueden probar comidas tradicionales mapuche como el curanto; un asado criollo, fondue o gullash. Además viven y trabajan en la ciudad chef de renombre internacional que desarrollan cocina de autor. Dentro de los productos regionales que se fabrican en Bariloche, se destacan los chocolates, los dulces y los ahumados.

 

One Comment

Dejar un comentario

Si quiere dejar un comentario para Baripedia, puede hacerlo a continuación. Para consultar sobre servicios o productos que ofrece la empresa citada en el artículo precedente, por favor comunicarse con dicha empresa.