fall fall

Deportes



Inicio » Deportes » Trekking » Unir Frey y Jakob, una gran experiencia de montaña

Unir Frey y Jakob, una gran experiencia de montaña

La travesía de montaña entre el refugio Frey y el Jakob es una de las más recomendadas para hacer. Se requiere tener, por supuesto, un muy buen estado físico, conocimientos básicos de montaña, el equipamiento adecuado y haber completado el registro de trekking gratuito del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Esta travesía insume tres o cuatro días, dependiendo de las ganas y capacidades físicas de los aventureros. Tiene dos pasajes de dificultad media a alta que requieren un mínimo de conocimientos sobre montañismo, pero el resto del recorrido es de dificultad media.

Lo que no se puede dejar de tener en cuenta, por la propia seguridad y para tener una buena experiencia en la montaña, es lo que se requiere para hacer una travesía o paseo por la montaña de dificultad media a alta o muy alta.

Primero, al Frey

dsc08612Para llegar al refugio Frey se puede acceder desde la base del cerro Catedral, o la picada que nace a orillas del lago Gutierrez, en villa Los Coihues.

Este refugio está ubicado en el cerro Catedral, al pie de la aguja Frey, que es un inmenso bloque de piedra vertical. Está a 1,700 metros sobre el nivel del mar, a orillas de la laguna Toncek, que es de agua color verdosa y fría, rodeado de torres y agujas rocosas. En este refugio se suelen juntar escaladores de todo el mundo y se realizan competencias de escalada.

Antes de llegar al Frey, está el pequeño refugio “Piedritas”, que está construido a partir de una enorme roca. No tiene refugiero pero se puede pasar la noche si es necesario descansar.

En plan de hacer la travesía que une el Frey con el Jakob, es recomendable dormir en este primer refugio, porque el tramo que sigue requiere varias horas de caminata y un desgaste físico considerable. No hay que olvidarse de consultar con el refugiero sobre recomendaciones, tiempos, riesgos, marcas y estado de la picada, etc; y siempre tener el mapa bien estudiado y a mano.

Entre el refugio Frey y el Jakob

dsc08640En este segundo día hay que estar preparado para caminar unas 5 o 6 horas.

Se sale del refugio Frey, para ascender hasta el filo del cerro Catedral hay que bordear la laguna Toncek, subir hasta la laguna Schmoll y la “cancha de fútbol”.

Desde el filo del cerro Catedral se puede apreciar hacia el oeste los cerros Inviares, Brecha Negra, y Tronador; hacia el noroeste el Tres Reyes, López, Capilla.

Desde este punto hay que dirigirse unos metros hacia la izquierda (oeste) para posteriormente comenzar con el descenso del valle del Rucaco. Este descenso se hace por un pedrero. Esta es la primera de las zonas que representan más dificultad técnica. Un pedrero es una ladera de una montaña conformada por piedra suelta, en general del tipo piedra laja. Más que bajar pisando firme, se trata de “deslizarse” sobre las piedras, y siempre hay que estar atento al suelo, porque las piedras no dejan de moverse. Una vez que se llega al valle del Rucaco hay que atravesarlo para después ascender al cerro Brecha Negra, que está a 2.010 m. sobre el nivel del mar.

En el valle del Rucaco la picada se interna en el bosque. Una opción es acampar en el valle, si se decide hacer esto, hay que tenerlo planeado de antemano y haber llevado el equipo adecuado. Sino se deberá seguir hasta llegar al refugio San Martín, conocido como Jakob porque está a orillas de la laguna que lleva ese nombre.

Para seguir con la travesía hay que cruzar los extensos mallines del valle del Rucaco, siempre a la izquierda del arroyo y luego, alejándose del cauce de agua, hay que dirigirse hacia la loma ancha que baja del cerro Brecha Negra.

Aquí se asciende por el filo norte del cerro Brecha Negra (que en realidad es una prolongación del cerro Tres Reyes) y desde allí se ve el refugio Jakob.

Este es el segundo momento de dificultad media-alta, se trata ni más ni menos, que de otro pedrero. Las precauciones y la atención que se le preste a este tramo deberán ser las mismas que se tuvieron en el pedrero anterior.

Bajando por esta ladera, se desciende hasta el centro del mallín, al norte de la laguna Jakob. Siguiendo el cauce seco de un arroyo que cruza una faja de ñires, se llega por una picada al refugio en pocos minutos.

Refugio Jakob

Refugio JacobAunque es conocido como Jakob, el nombre de este refugio del Club Andino Bariloche es San Martín.

Las características específicas de Jakob y la forma de llegar sin hacer esta travesía, se detallan en otro artículo de Baripedia. Aquí nos limitamos a sugerir pasar una noche en este refugio para poder disfrutar del paisaje y de alguna de las caminatas que se puede hacer en los alrededores, como las de visitar al paso Scheiwtzer y la laguna Los Témpanos, llamada así por pequeños témpanos que tiene flotando. Para hacer estos paseos lo mejor es consultar previamente al refugiero.

El descenso de este refugio es por la picada que termina en el lugar denominado “Tambo” a la altura del km 15 aproximadamente, del camino Puerto Moreno- Bahía López. En enero y febrero pasa esporádicamente por allí el micro de línea N° 11, pero conviene averiguar los horarios.

Es recomendable pensar y averiguar de antemano cómo se regresará hasta la ciudad o lugar de alojamiento desde este punto al que se llega. La travesía por la montaña ha terminado, pero si no se prevé, este retorno “a la civilización” puede ser otra experiencia de turismo aventura, aunque no tan placentera.

 

Dejar un comentario

Si quiere dejar un comentario para Baripedia, puede hacerlo a continuación. Para consultar sobre servicios o productos que ofrece la empresa citada en el artículo precedente, por favor comunicarse con dicha empresa.